Día a día nos enteramos a través de las noticias de situaciones de abuso de todo tipo, maltrato hacia la mujer y niños que mueren en hogares esperando ser adoptados. A partir de la constatación de estos sucesos es necesario preguntarse ¿qué provoca estas situaciones que nos remecen?. Las causas son variadas y es un hecho que el sistema actual no da y no dará respuestas que permitan mejorar estas vulneraciones.

Los cambios sociales toman años en producirse, lo que si es posible realizar es un proceso de autoconocimiento personal que sea el impulso que permita construir en el tiempo una sociedad más sana y consciente. La familia como estructura básica de la sociedad, forma en su núcleo a las personas que el día de mañana serán padres y madres y estos a su vez darán vida a nuevas generaciones, y por lo tanto a situaciones de abuso y maltrato en caso de no ser corregidos.

¿Cómo está formando la familia a sus nuevos miembros? ¿qué valores están transmitiendo y que barreras están perpetuando en el tiempo? Es probable que estos cuestionamientos no estén presentes en la vida de muchas familias, más bien se educa en modo automático, continuando con la historia familiar que los antepasados y las generaciones anteriores legaron, sin cuestionarla siquiera.

Evaluar lo recibido

Es vital revisar desde una mirada consciente y crítica la herencia que la familia transmite; herencia que toma la forma de costumbres, tradiciones y hábitos que en gran porcentaje limitan el desarrollo pleno de los miembros, amarrándolos a mandatos y lealtades, muchas de ellas sin valor en sí mismas, sino que como una mera práctica repetida, creyendo que en estas se encuentra una verdad. La Metagenealogía es de gran ayuda en este proceso de revisión de la herencia familiar. Como técnica de trabajo personal y colectiva, establece los tipos de relaciones que se manifiestan en la familia y como estas se ven afectadas por situaciones de neurosis, abusos, traumas y otros, transmitidos de una generación a otra afectando el potencial de cada miembro.

Su utilización permite reconocer en qué punto te encuentras en relación a tu familia: si estás continuando con el modelo de algunos de los padres, abuelos o tíos por ejemplo, o luchas por seguir un destino propio a pesar de las dificultades que el árbol genealógico coloca en el camino.

Más allá de la comprensión que puedas obtener de tu historia personal, lo que realmente prima y aquello que hace del proceso de autoconocimiento algo poderoso, es el deseo y la voluntad de ser consciente, de estar presente y trabajar en ti, de aspirar a crecer y alcanzar tu finalidad en la vida que te permita evolucionar.

Tip para comenzar

Para comprender cómo la herencia psicológica del árbol genealógico toma forma, averigua el nombre completo de los miembros de tu familia: hermanos, padres y tíos, abuelos y bisabuelos de ser posible, y ve cuantos de estos se repiten. Esta es una señal de cómo el árbol perpetua a sus miembros en el tiempo, dificultando el natural proceso de construir la propia identidad.

 

×
Hola! 👋 Cuéntame en que puedo ayudarte, con gusto te responderé a la brevedad